jueves, abril 29 |

LEJOS DE CASA

En mi habitación miro las cuatro paredes, bloques de cemento coloridos donde siento la frialdad de un hogar. Todo es silencio al llegar, si hago alguna pregunta, soy yo quien responde, si lloro a cántaros, soy yo quien me consuelo, si tuve un día excelente, soy yo quien me felicito, si cometí errores, soy yo quien me corrijo.

Cuanto anhelo llegar a casa y escuchar la voz cálida de mi mamá diciéndome que el almuerzo está servido, o la voz entusiasta de mi papá preguntándome cómo me fue en la universidad, extraño tanto las peleas con mi hermano por usar el Internet y por supuesto los ladridos de mi perro cuando intento tomar la siesta por la tarde.

Durante todo el día puedo ocupar mi cabeza en los trabajos universitarios, las bromas diarias de mis amigos y los problemas cotidianos. Pero llega la noche, llego a mi realidad, una fría realidad. Me siento tan sola rodeada de mucha gente, un vacío tan grande en el corazón me produce un nudo en la garganta… cuento hasta diez y respiro profundamente, ¡ánimos! Tienes que continuar. Soy sensible, aunque intente mostrar la dureza en mis palabras o mis expresiones en el rostro digan que soy fuerte como un roble… pero no es así… mi corazón es frágil como el cristal.

¿Tengo un motor en la vida? ¿Cuál es el motivo que me da fuerzas para continuar? Mi familia, ellos son las únicas personas por quienes haría lo que fuera y daría lo que sea por su felicidad. Ellos son lo más importante en mi vida. Solos quienes viven o han vivido lejos de los seres a quienes aman entenderían el sentimiento de soledad que se siente. Por eso demuestren siempre el amor que sienten por su familia, sus padres, hermanos; no discutan por cosas banales, porque pueden herir a sus seres queridos, recuerda que luego de arrugar un papel, por más que intentes que regrese a su estado original no podrás. Si quieres decir TE QUIERO ¡dilo!, abraza a tu familia, diles lo importantes que son para ti, las muestras de afecto no tienen precio. Un hijo no cambiaría un “TE AMO” de su madre y el “ESTOY ORGULLOSO DE TI” de su padre ni por todo el todo el oro el mundo.

0 comentarios: