lunes, marzo 31 |

Me enamora, que me hables con tu boca me enamora, que me eleves hasta el cielo me enamora

Quien no ha sufrido los síntomas de estar enamorado, y sentir el corazón acelerado cada vez que la persona que nos interesa nos habla o pasa por nuestro lado y nuestros amigos dicen que nos brillan los ojos y mostramos una sonrisa de oreja a oreja cuando nos saluda o mira.
Según la profesora Cindy Hazan, de la Universidad de Nueva York, descubrió tras entrevistar a 5.000 personas, que los seres humanos nos encontramos biológicamente programados para sentirnos apasionados entre 18 a 30 meses. Así que no nos preocupemos que todos estos síntomas son pasajeros.

¿Mensajitos o llamaditas?, siempre pendientes del celular, preguntándonos ¿qué estará haciendo?. ¿Con quien estará?, ¿se acordará de mí?.
No hay que olvidar las largas noches… en el Chat , muchas veces perdiendo la noción del tiempo, y horas mas tarde cuando suena el despertador indicando que es hora de alistarnos para ir a clase, no queremos dejar las sábanas.
“Si no me hubiera desvelado anoche no estaría con esta cara, pero no me arrepiento”, dices mientras estás en clase del curso que más te aburre. ¡What!, ¿examen? ¿en qué momento dijo que no recuerdo? le dices a tu compañera de alado, quien con una carcajada te dice que mientras tú escribías el poema que jamás le darás, el profesor escribió la fecha del examen.

¡Y ahora, qué me pongo!, exclamas mientras sacas toda tu ropa y la tiras en la cama; te pruebas un polo y un pantalón, ¡no, queda!, escoges la blusa mejor, ¡no tengo aretes que combinen!, la falda y las sandalias… “puede ser… mejor no”, las horas transcurren hasta encontrar el conjunto perfecto, el cual acompañas del mejor perfume. Mientras comen un helado o una pizza te comenta que le gusta la música punk, ¡que es eso! dices interiormente… no escucho ese género pero si me pasas algunas canciones te daré mi opinión, respondes.

Llega la noche, te recuestas en tu cama, pones radio ritmo romántica o radio A y piensas en esa persona que desde que la conociste te roba el sueño. Cada canción que escuchas es una historia que la quisieras vivir con tu príncipe encantado, que esperas no se convierta en sapo. Reik, Reyli, Maná, Camila, Líbido, la lista es amplia para la variedad de estilos musicales, pero el sentimiento es uno.
Te preguntas ¿como sucedió?, en qué momento dejaste de verlo con ojos de amiga y preocuparte más por él. Antes lo molestabas con alguna de sus amigas porque él te comentó que le parecía simpática, y ahora te incomoda un poco si te habla de ella, ¿serán celos?, te preguntas algo preocupada, aunque parece ser evidente que has pasado el límite de la amistad y no sabes como dar marcha atrás.

Como seres humanos tenemos emociones y sentimientos que de una u otra manera demostramos unos mas que otros. Enamorarse es lo más hermoso que alguien puede vivir porque se comparten muchas cosas y experiencias con la persona que queremos. Pero no hay que idealizar a una persona antes de conocerla porque luego podemos sufrir una decepción y recordar siempre que si alguien de verdad está interesado en nosotras y nos quiere no va a hacernos daño y siempre va a querer nuestro bienestar además de preocuparse por nosotras. No nos estanquemos en un amor imposible, porque cerca puede estar aquella persona que sea nuestra alma gemela.

1 comentarios:

Agustín Pinillos dijo...

Experiencias propias seguro! jajaja