jueves, marzo 27 |

HUIR NO ES LA SALIDA, PERO A VECES ES UNA BUENA ALTERNATIVA


Huir es la salida más fácil que muchos encuentran cuando los problemas nos abruman y no podemos resolverlos o no nos sentimos capaces de hacerlo en ese momento. Dicen que no hay que dejar para mañana lo que podemos hacer hoy, igual sucede con los problemas, es mejor solucionarlos ahora porque luego no sabemos por donde comenzar.
Una chica se enamoró de un muchacho el cual fue su mejor amigo, siempre andaban juntos y nunca pensó que detrás de esa mirada que inspiraba seguridad y palabras que parecían sinceras se escondían otras intenciones. Él nunca quiso a su “amiga” porque de lo contrario no se hubiera comportado de la manera en la que lo hizo. No seré específica en decir lo que sucedió pero resumiré que fue un “jugador” y no precisamente de fútbol o tenis … van entendiendo por donde va la historia. Continuando con el relato, ella trató de sobrellevar la situación pero no era fácil tener que verlo casi diario por las clases, además cuando a él se le antojaba la buscaba para endulzarla con sus “palabritas” en las cuales muchas veces no sé si de inocente o tonta ella creía.
“Él va a cambiar”, se decía; pero si lo hizo una vez lo volverá a hacer de nuevo, esto debe quedar bien claro, pero para ella no lo estaba. A veces… mejor seamos sinceras, la mayoría de veces nos cegamos cuando estamos enamoradas. Recuerdo que un amigo mío comentó que cuando más indiferente es un chico con nosotras estamos más enamoradas de él y cuando nos hace más daño lo queremos más. No significa que nos guste sufrir sino que a veces idealizamos a esa persona y esperamos que en algún momento se comporte como realmente soñamos. Bueno… no me quiero desviar del tema.
Nuevamente le partió el corazón. Si que se siente feo “que te burlen dos veces” pero a golpes se entiende a veces. Ella estaba dolida y enojada consigo misma y evidentemente no quería verlo ni en pintura; es así que tomó la decisión de irse de la ciudad y continuar sus estudios en otro lado. ¿Tomó la decisión correcta? Quizá sí, quizá no ya que debió pensar con la cabeza fría y no con un corazón ardiendiendo de odio. ¿Se arrepintió? Claro que lo hizo. Vivir en una ciudad desconocida, lejos de su familia y amigos y con el corazón no partido en dos sino en mil pedazos. Evidentemente que lloró, pataleó y maldijo la hora en que lo conoció y que por todo lo sucedido tuvo que irse lejos. Los primeros meses fueron fatales porque nunca solucionó el problema que dejó, solo escapó, nunca lo enfrentó y nunca le dijo sus verdades de frente. Fue una lección que tuvo que aprender, entendió que las decisiones se deben meditar, analizar, ver las ventajas y desventajas. Además una no debe jugar con su futuro de esa manera. Entendió que fue una solución precipitada la que tomó.
Pasó un año y poco a poco se fue acostumbrando, conoció a nuevas personas, tuvo nuevos amigos, en sus cursos le iba bien, aparte la experiencia laboral era mejor y también se volvió a enamorar. Ya a casi dos años y medio de la mala experiencia, la cual hubiera sido mas corta si no hubiera escapado, se ha recuperado y comentó que huir no fue la salida pero si acertó esta vez como alternativa.

2 comentarios:

Karla dijo...

saben?? lo peor no es encontrarte a un jugador en tu camino sino enamorarte de él... porque cuando eso pasa corres el riesgo que tu corazón se rompa en mil pedazos... lamentablemente a veces no somos tan fuertes para olvidar y resignarse sino que tenemos que escapar... escapar de ese rostro que nos llama tanto la atención... ante esas situaciones extremas... decisiones extremas... y hacemos cosas de las que después nos arrepentimos pero que nos ayudan a pesar de todo a madurar... hay que mirar siempre el lado positivo :D:D

Karla dijo...

saben?? lo peor no es encontrarte a un jugador en tu camino sino enamorarte de él... porque cuando eso pasa corres el riesgo que tu corazón se rompa en mil pedazos... lamentablemente a veces no somos tan fuertes para olvidar y resignarse sino que tenemos que escapar... escapar de ese rostro que nos llama tanto la atención... ante esas situaciones extremas... decisiones extremas... y hacemos cosas de las que después nos arrepentimos pero que nos ayudan a pesar de todo a madurar... hay que mirar siempre el lado positivo :D:D