domingo, agosto 9 |

UN AMOR PARA RECORDAR

Luego de seguir de cerca una historia de amor que se convirtió en una de terror como dice la canción "Eclipse total del amor", la protagonista me pidió que relate su historia, la escribí en primera persona, aquí va...
Todo estaba bien, pero llegaste tú… en el momento menos pensado, cuando solo miradas esquivas era lo único que había entre nosotros… jamás imaginé que lo que comenzaría como una amistad, y luego una historia de amor se convertiría en un cuento sin final o con un final que no deseo escuchar.
Muchas cosas decían de ti, las cuales no creí porque me mostrabas a alguien completamente distinto… no eras la persona que todos pintaban… eras el chico de la sonrisa pícara, de la mirada traviesa… no tenías miedo de lanzarte a la vida… siempre lograbas robarme una sonrisa a pesar que eras el único que me sacabas de mis casillas… nunca te vi triste… eras el chico rodeado de amigos, el alma de la fiesta, alguien fuerte… pero ¿Qué había detrás?... ocultabas las tristezas con la máscara de la alegría… no dejabas que el dolor de tu corazón se reflejara en lágrimas… tu voz nunca se quebró.
No olvidaré al loco que con su guitarra interpretaba melodías a mi corazón y cada acorde alimentaba la ilusión que crecía en él. No necesitaba un reloj cuando estaba contigo… adoraba ver caer la noche a tu lado aunque no hablemos, solo mirándonos a los ojos… aquellos que no mentían, era un jake mate en el ajedrez del amor. Tus brazos rodeaban mi cintura y los míos tu cuello en cada despedida que cada noche se hacía más larga.
Todo era tan perfecto que me asustaba… tenía miedo… era un presentimiento al que no puse atención. Pasaron tres meses y el encanto del cuento de hadas desapareció… ¿qué te pasó?... me lo pregunté sin encontrar respuesta… ¿quién era la persona que tenía en frente? Los pétalos de una rosa marchita yacían en un florero olvidado…
No podía esperar como Penélope esperó a Odiseo… por más amor que sienta, tu indiferencia y tu poco interés me hacían daño… quería que regrese el chico de quien me enamoré porque tenía delante mio a un extraño, alguien que no tomaba en cuenta mis sentimientos… que me hacía daño; pero para todo hay un límite… puse el punto final… Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde… lo comprobé… quieres volver a pintar mi mundo después que lo dejaste gris, pero no tropezaré con misma piedra.

1 comentarios:

GUSTAVO JAVE dijo...

ME GUSTÓ LA HISTORIA

El amor no se define como un sentimiento, es el cambio que adoptamos a la forma de vida que vemos junto a alguien, pero con el agregado que es el azucar y sal, osea, las alegrias y tristezas. Necesarias en cualquier lugar :)