viernes, julio 29 |

YO NO SÉ MAÑANA

Las manecillas del reloj se ríen al percatarse de la impaciencia que me embarga porque presiento que un furtivo y esperado reencuentro está a la vuelta de la esquina.

El café se mantiene tibio sobre la mesa y la ventana está cerrada para evitar que los fríos recuerdos ingresen al cálido ambiente de mi habitación.

Miro alrededor y todo permanece en su lugar, para mí nada ha cambiado, no sé tú, pero yo, conservo cada pieza como si fuera la última vez.

Los protagonistas de la fotografía que está en el velador sonríen porque esperan que el presente matice un pasado que ha dejado en escala de grises el retrato.

Observo a través de mi ventana el cielo cubierto de escarcha plateada e intento encontrar alguna forma conocida, mientras espero que la luna se despida. De pronto el sonido del timbre aceleró mis latidos y desordenó las palabras que tenía preparadas.

El frío recorre cada parte de mi cuerpo conforme me dirijo a la puerta, aquella que se ha convertido en una barrera de naipes al saber que tú estás detrás de ella...

3 comentarios:

Víctor E. Rodríguez dijo...

Yara....en el diario ay un concurso de perfiles, fácil la haces :D

Sueños Perdidos dijo...

Yara?? no entendí... mmm concurso? que diario??? a ver explícame un poco más... de que país eres??

Víctor E. Rodríguez dijo...

País?? pues no hay persona más autoctona que yo......de Trujis ps.....trabajo en tu diario (segun lo que lei en el fbk), donde más.....concurso de perfiles, que acaso no sabes que ay un concurso de perfiles.........