martes, noviembre 9 |

SOLO ÉL

Corres desesperado, todo a tu alrededor parece desenfocado, el piso se mueve y el frío recorre tu cuerpo, solo escuchas tu respiración entrecortada y sientes el palpitar del corazón acelerado, tu boca está seca.
Continúas sin rumbo por un pasadizo que has visto tantas veces que hasta has perdido la cuenta. Al frente tuyo, el camino en perspectiva, puertas por ambos lados pero ninguna señal de una luz que indique el final de lo que para ti es un túnel, solo unas pequeñas luces tenues alumbran una que otra puerta cerrada con candado. Las ventanas son muros de concreto que disfrutan oscurecer el rumbo incierto que llevas, has desistido y las fuerzas te han vencido, ahora solo caminas con la cabeza gacha, dejándote guiar por tus pies
Las voces te persiguen, por más que intentes alejarte, son parte de ti, no estás loco y lo sabes muy bien, pero lo quisieras estar, ahora más que nunca sabes que estás vivo porque el dolor es insoportable, lo sientes en cada parte de tu cuerpo, tanto así que preferirías tener rotos los huesos. Lo que sientes ahora es de una magnitud indescriptible, caminas, corres, gritas, lloras, caes de rodillas y golpeas el piso con tus puños, la ira es el analgésico que recorre tu cuerpo y el odio es el remedio más próximo en ese laberinto.
No sabes cuánto tiempo ha transcurrido desde que las voces quedaron en silencio. Buscas desesperadamente una hoja en blanco para comenzar a escribir el siguiente capítulo, pero un ventarrón regresó todas las páginas del capítulo anterior. Las voces despertaron del breve sueño para recordarte que nunca te dejaran. Tragas un poco de saliva y te limpias la cara, se acabó el manantial de lágrimas, cierras los ojos, respiras profundamente te pones de pié.
A lo lejos del pasillo un rayo de luz lo ilumina, corres… pareciera que intentaras alcanzar el horizonte cuando el sol se oculta… llegaste y la luz te ciega, miras abajo y observas el infinito en picado que te recibe con los brazos abiertos… sonríes y dejas que tus pies nuevamente te guíen.

1 comentarios:

Agustín Pinillos dijo...

Y cuando viene algún post de este año... estoy esperando!!!